Un antic molí d’Oli mediterrani

El cultiu de secà ha estat lligat a la Vall d’Uixó des de temps immemorials, tant la garrofera com l’olivera han constituït dos dels pilars de producció agrícola en la nostra localitat. Cultius abundants en les partides de La Rambleta, Pedregals, La Punta, Mesquita, Vinambros, Maquial i Cerverola que van portar entre els segles XVII-XIX que la nostra localitat disposara d’onze molins d’oli.

En la Vall d’Uixó, encara es disposa d’un antic molí oleario mediterrani, on els productors d’olives portaven els fruits per a moldre i possiblement un dels ultims molins d’este tipus que van existir fins a la dècada de 1950. Aquest molí del tipus de ruló, també cridat “empiedro cònico”. Este tipus de molí, comença a utilitzar-se a finals del segle XVIII, la principal novetat de la qual respecte al tipus de molí heretat dels romans, és la substitució de les pedres cilíndriques per còniques, la generatriu de la qual descansava alineada sobre la solera i així s’evitava l’efecte lliscament. Al coincidir el desenrotllament de la superfície cònica exactament amb el sector circular recorregut, este sistema permetia un major efecte de trituració de l’oliva i una disminució de les resistències passives de la màquina. El molí situat en el carrer Espadà, antic carrer “Carnicol” que pràcticament marcava el límit urbà d’aquella Vall Llarga.

moli-oli-2

En este molí es conserven totes les parts intactes (fotografia) i el procés per a moldre les olives era: La premsa és un gran queixal de pedra, de forma cònica connectada a un eix vertical de fusta que era accionat per una cavalleria donant lloc a un moviment de rotació continu sobre una solera o plataforma de pedra elevada uns quants cm del sòl. Junt amb el queixal es trobava una tremuja de fusta en què s’introduïen a poc a poc les olives que serien mòltes. En el perímetre de la plataforma, o queixal jacent, s’habilitava un depòsit o canal circular en el que s’anava emmagatzemant la pasta mòlta que es retirava manualment.

molienda-antigua-aceiteSeria de gran interes i utilitat, rehabilitar este molí i obrir-ho per al turisme, cosa que suposa un gran esforç econòmic per al consistori, d’això no hi ha dubte, però s’obtindria un punt més de visita per l’interior de la localitat, que es podria complementar amb la visita a algun taller terrisser “olleria”, en el mateix carrer i que per descomptat, també caldria rehabilitar-ho.

Açò obriria el palmito de xicotets museus urbans que fomentarien el transit turístic per l’interior de la localitat, creant diversos itineraris en què es podria descobrir la nostra riquesa patrimonial.

FMB

————-

El cultivo de secano ha estado ligado a la Vall d’Uixó desde tiempos inmemoriales, tanto el algarrobo como el olivo han constituido dos de los pilares de producción agrícola en nuestra localidad. Cultivos abundantes en las partidas de La Rambleta, Pedregals, La Punta, Mezquita, Vinambros, Maquial y Cerverola que llevaron entre los siglos XVII-XIX a que nuestra localidad  dispusiera de once molinos de aceite.

En la Vall d’Uixó, todavía se dispone de un antiguo molino oleario mediterráneo, donde los productores de aceitunas llevaban el fruto para molerlo y posiblemente uno de los últimos molinos de este tipo que existieron hasta finales de la década de 1950. Este molino es del tipo de rulo, también llamado empiedro cónico. Este tipo de molino, comienza a utilizarse a  finales del siglo XVIII, cuya principal novedad con respecto al tipo de molino heredado de los romanos, es la sustitución de las piedras cilíndricas por cónicas, cuya generatriz descansaba alineada sobre la solera y  así se evitaba  el efecto deslizamiento. Al coincidir el desarrollo de la superficie cónica exactamente con el sector circular recorrido, este sistema permitía un mayor efecto de trituración de la aceituna y una disminución de las resistencias pasivas de la máquina. El molino sito en la calle Espadán, antigua calle Carnicol que prácticamente marcaba el límite urbano de aquel entonces de la Vall Llarga.

En este molino se conservan todas las partes intactas (fotografía) y el proceso para moler las olivas era: La prensa es una gran muela de piedra, de forma cónica conectada a un eje vertical de madera que era accionado por una caballería dando lugar a un movimiento de rotación continuo sobre una solera o plataforma de piedra elevada unos cuantos cms del suelo.  Junto a la muela se encontraba una tolva de madera en la que se introducían poco a poco las olivas que iban a ser molidas. En el perímetro de la plataforma, o muela yacente, se habilitaba un depósito o canal circular en el que se iba almacenando la pasta molida que se retiraba manualmente.

Sería de gran utilidad, rehabilitar este molino y abrirlo para el turismo, cosa que supone un gran esfuerzo económico para el consistorio, de eso no cabe duda, pero se obtendría un punto más de visita por el interior de la localidad, que se podría complementar con la visita a algún taller alfarero “olleria”, sito en la misma calle y que por supuesto, también habría que rehabilitarlo. Esto abriría el abanico de pequeños museos urbanos que fomentarían el transito turístico por el interior de la localidad, creando varios itinerarios en los que se podría descubrir nuestra riqueza patrimonial.

FMB

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.